Neumotórax

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

El neumotórax se desarrolla por la acumulación patológica de aire en el espacio interpleural, esto es, entre ambas capas de la pleura. Esto provoca el colapso parcial o total de uno y a veces de ambos lóbulos pulmonares.

El neumotórax puede originarse espontáneamente, tras un accidente o tras una intervención quirúrgica. La forma más habitual es el neumotórax espontáneo, cuyas causas se desconocen (por eso también se denomina neumotórax espontáneo idiopático). Aparece sin que haya una enfermedad previa y afecta sobre todo a fumadores jóvenes, altos y delgados.

El neumotórax causa una importante dificultad respiratoria y dolor torácico en diferente medida. El diagnóstico preliminar del neumotórax puede confirmarse con una radiografía. Luego, es posible determinar las medidas adecuadas para el tratamiento.

El pronóstico del neumotórax suele ser bueno. El neumotórax espontáneo idiopático tiene las mejores perspectivas de curación, puesto que suele manifestarse en personas sanas y jóvenes. Por lo demás, el pronóstico depende de la enfermedad previa o de otras lesiones.