Mononucleosis: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (21 de Abril de 2016)

La mononucleosis suele tener una evolución sin complicaciones. Solamente en casos infrecuentes pueden aparecer complicaciones, afectando a varios órganos y provocando problemas como:

  • Una infección del pericardio (pericarditis) o del miocardio (miocarditis) en el corazón.
  • Dificultad respiratoria tanto por la inflamación de los ganglios linfáticoscomo por una infección pulmonar.
  • Complicaciones en el cerebro, que pueden ser del tipo inflamación cerebral (encefalitis) o de las meninges(meningitis). En estos casos, pueden ser necesarios medicamentos antiinflamatorios potentes como los corticoides.
  • En el caso de una evolución acusada de la enfermedad puede llegar a ser necesario extirpar las amígdalas (tonsilectomía).
  • Si el sistema inmunitario se encuentra bajo temporalmente debido a la enfermedad, es posible que aparezcan otras infecciones bacterianas o víricas.
  • En casos muy infrecuentes, un bazo demasiado agrandado puede llegar a romperse. Por eso es conveniente evitar los esfuerzos físicos. Si se rompe el bazo, deberá operarse de inmediato.

Las personas con el sistema inmunitario debilitado, como es el caso de los afectados por una infección por VIH, con un sistema inmunológico inhibido (inmunosupresión), tras una operación de trasplante de órganos, así como por defectos genéticos, pueden desarrollar linfomas. Si los linfomas evolucionan desfavorablemente podrían terminar siendo malignos. Los linfomas son tumores de glóbulos blancos modificados (linfocitos).

Las siguientes células pueden disminuir en la sangre y provocar enfermedades:

Plaquetas de la sangre (trombocitopenia)