Inflamación del miocardio (miocarditis)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

El miocardio es la capa muscular del corazón. Cuando esta zona se inflama el proceso se denomina miocarditis. Los síntomas que produce son variables. Las formas leves pueden cursar sin síntomas, mientras que las formas graves pueden tener graves consecuencias.

En aproximadamente el 50% de los casos la causa de la miocarditis es un virus. Frecuentemente, la infección precede a la inflamación del miocardio: así, por ejemplo, se puede producir la inflamación del miocardio tras un resfriado, diarrea o gripe.

La inflamación del miocardio puede producir un cuadro de insuficiencia cardiaca que se puede manifestar con síntomas como dificultad respiratoria. Otras molestias que produce frecuentemente una miocarditis son dolor torácico y taquicardia. El diagnóstico de la inflamación del miocardio no es sencillo. Se basa en la historia clínica, los antecedentes personales del paciente, la exploración física general y especialmente cardiológica y pruebas complementarias como análisis de sangre, y un electrocardiograma (ECG). Aunque el diagnóstico sólo puede confirmarse mediante una biopsia del miocardio que consiste en tomar una muestra del tejido del músculo cardiaco y analizarla.

El tratamiento de la miocarditis consiste sobre todo en el reposo físico. Si aparecen síntomas de insuficiencia cardiaca, se debe iniciar tratamiento con los medicamentos correspondientes. Si la inflamación del miocardio es consecuencia de otra enfermedad, por ejemplo una infección, es importante diagnosticar ésta y tratarla. Si se detecta a tiempo y se trata correctamente, la inflamación de miocardio tiene un buen pronóstico y normalmente se cura sin más consecuencias.