Inflamación del miocardio (miocarditis): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

En el caso de una inflamación de miocardio (miocarditis) el tratamiento principal es el reposo físico prolongado. Si la inflamación del miocardio cursa con insuficiencia cardiaca y dificultad respiratoria en reposo, se debe guardar reposo en cama. El tratamiento, además, incluirá medicamentos diuréticos, beta-bloqueantes, inhibidores de los receptores de angiotensina (IECAS), etc. Si la inflamación de miocardio se debe a otra enfermedad común, también debe tratarse.

Para evitar trombosis y embolias, se administra además heparina. En el caso de una inflamación de miocardio grave con mala evolución, puede ser necesario aplicar medidas médicas intensivas.

Si la inflamación de miocardio se debe a una enfermedad autoinmune, se administran medicamentos inmunosupresores, como la prednisona o la azatioprina. Estos medicamentos inhiben el sistema inmunológico, que en la miocarditis autoinmune, ataca al tejido miocárdico. En el caso de una inflamación crónica de miocardio por virus, se puede emplear además un tratamiento con interferón. Si la inflamación del miocardio continúa evolucionando a pesar del tratamiento, puede ser necesario un trasplante de corazón. En el caso de alteraciones graves del ritmo cardiaco, se le colocará un marcapasos incluso en pacientes jóvenes.