Metástasis hepáticas: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

Si el médico encuentra metástasis hepáticas en el contexto de un diagnóstico de cáncer, esto es una señal de que el cáncer ya ha progresado. Muchas molestias típicas solo aparecen en una etapa tardía, cuando ya se han formado metástasis. Por eso, los exámenes precoces y preventivos son muy importantes para reconocer y tratar el cáncer a tiempo.

Un paciente que sufre de un tumor maligno es examinado periódicamente tanto durante el tratamiento como después, como parte de la atención posterior de las revisiones clínicas periódicas. Si se sospecha de que está implicado el hígado, se recomiendan algunas exploraciones específicas, incluyendo análisis de sangre, un examen ecográfico de ultrasonidos (ecografía) y tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética del hígado.

Si no se conoce el tumor original (tumor primario) de las metástasis hepáticas, para el diagnóstico se requieren diversas exploraciones. El médico puede encontrar el tumor primario, por ejemplo, por medio de una colonoscopia, porque el cáncer de colon es la causa más común de metástasis hepáticas. Además, el médico puede tomar una muestra de tejido (biopsia) de los tumores del hígado e investigarla.

En raros casos no se logra encontrar el tumor subyacente. Los médicos hablan de un síndrome CUP, del inglés Cancer of Unknown Primary origin, en español, “cáncer de origen primario desconocido”.