Manchas por la edad (lentigo senil o lentigo solar)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

Las manchas por la edad (lentigo senil, lentigo solar) son alteraciones benignas de la piel que aparecen con mayor frecuencia en edades avanzadas. Las machas pigmentadas de color marrón de hasta pocos centímetros aparecen, sobre todo, en la cara, en el dorso de las manos y en el escote.

Las manchas por la edad se producen cuando se acumula pigmento en la epidermis. Ocurren como consecuencia de un daño de la piel debido a la radiación ultravioleta (UV) por la exposición solar durante muchos años o de la multiplicación de los llamados radicales libres.

Las manchas por la edad se pueden cubrir con maquillaje de alta cobertura (camouflage) o tratar con cremas decolorantes y procedimientos de peeling (físico, químico o mecánico) a largo plazo. Especialmente eficaz y suave para el tejido circundante es la eliminación de manchas de edad con láser.

Como la mayoría de signos del envejecimiento de la piel, la aparición de las manchas por la edad se puede prevenir, sobre todo, protegiéndose de la exposición solar excesiva. Igualmente es útil, evitar el consumo de de alcohol y la exposición al humo del tabaco, que contribuyen a la formación de radicales libres y ayudar al sistema de protección del organismo contra estas uniones de oxígeno agresivas aportando las cantidades necesarias de antioxidantes como la vitamina C, vitamina E, carotenoides, coenzima Q10, bioflavonoides, zinc y selenio.