Malaria: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Gemma Tena (19 de Marzo de 2012)

La malaria se expresa inicialmente, a menudo, por síntomas como repentinos dolores de cabeza, dolor de espalda, escalofríos, sensación de calor y especialmente fiebre. Al principio la malaria apenas se distingue de la gripe. En la malaria los episodios de fiebre, al contrario de la gripe, ocurren rítmicamente (paroximo palúdico): comienza con malestar general, escalofríos súbitos y fiebre que llega a 39-41 ºC, pulso rápido, poliuria, cefalea y náuseas. A continuación, disminuye la temperatura y se produce sudoración profusa durante 2-3 horas. Este paroxismo palúdico ocurre cada 48 horas en P. vivax, P. falciparum y P. ovale, y cada 72 horas en P. malariae.

En el curso de la malaria se desarrollan signos de anemia, en parte por la destrucción de los glóbulos rojos. En la malaria trópica, la forma más peligrosa de malaria, si no se trata pueden aparecer en pocos días síntomas graves que suele ser mortales. Un ejemplo es la malaria cerebral, que comienza con somnolencia, y posteriormente puede provocar un coma mortal. Además pueden resultar dañados los riñones, el corazón, el tracto gastrointestinal (diarrea) y los pulmones (edema).