Linfoma no Hodgkin (LNH): Síntomas

Autor: Redacción Onmeda (15 de Septiembre de 2017)

El linfoma no Hodgkin (LNH) puede producir distintos síntomas, aunque éstos dependen del lugar en que se encuentre el linfoma. La rapidez con la que aparecen las molestias en el linfoma no Hodgkin depende del grado de malignidad de éste:

  • El linfoma no Hodgkin indolente (es decir, de bajo grado) se desarrolla más lentamente,
  • mientras que un linfoma no Hodgkin agresivo (es decir, de alto grado) se extiende rápidamente y se hace sintomático bastante pronto.

El principal síntoma del linfoma no Hodgking es la inflamación indolora de los ganglios linfáticos. Además, el linfoma no Hodgking, dependiendo de la zona del cuerpo afectada, puede causar los siguientes síntomas:

  • Molestias a causa del estrechamiento y el desplazamiento de las vías respiratorias superiores y congestión venosa de la garganta.
  • Dolor abdominal y trastornos del tracto gastrointestinal si se trata de un linfoma del abdomen.
  • Dolor de cabeza y fallo del nervio craneal cuando afecta al sistema nervioso central (SNC: cerebro y médula espinal).
  • Fiebre sin motivo aparente
  • Sudoración nocturna abundante.
  • Pérdida de peso
  • Cansancio y debilidad
  • Prurito
  • Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos o del bazo
  • Protuberancia de linfonodos en lugares donde no debería (axilas, clavícula)

Además de éstos, se pueden dar otros signos de que el hígado o el bazo están inflamados. Entonces, el linfoma no Hodgkin presenta ciertas características: