Linfoma no Hodgkin (LNH): Prevención

Autor: Redacción Onmeda (15 de Septiembre de 2017)

No existen medidas especiales para prevenir el linfoma no Hodgkin (LNH). Si aparecen síntomas específicos (sobre todo inflamación indolora de los ganglios linfáticos), es importante al médico para encontrarle una explicación.

No obstante, la mayoría de los pacientes de Linfoma no Hodgkin permanecen asintomáticos en las primeras fases de la enfermedad. Si se da un linfoma no Hodgkin (LNH) poco agresivo de evolución muy lenta sin molestias, es posible no realizar ningún tratamiento al principio, puesto que empezarlo inmediatamente no sería beneficios, al menos hasta que reaparezcan síntomas de la enfermedad o el médico prevea su aparición. Este procedimiento se conoce como Watch and wait (observar y esperar). Hay que determinar con exactitud si esta estrategia es útil y factible. Es necesario realizar revisiones regulares y con frecuencia. Si la evolución de la enfermedad cambia, siempre es posible comenzar el tratamiento.

El linfoma no Hodgkin se puede dar a cualquier edad, aunque es muy poco frecuente antes de los 3 años. Casi todos los LNH que aparecen en la infancia son de alto grado. La edad media de los hombres que sufren cáncer del tejido linfático es de 66 años, mientras que en las mujeres la edad media es de 70 años.