Linfoma no Hodgkin (LNH): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda (15 de Septiembre de 2017)

En el linfoma no Hodgkin (LNH), el diagnóstico histológico se basa en una muestra de tejido (biopsia) de un ganglio linfático inflamado. A continuación, el médico realiza un estudio de extensión para determinar a el estadio del linfoma.

Para determinar en qué estadio se encuentra el linfoma no Hodgkin, es necesario hacer una exploración detallada. En el examen físico, el médico palpa los ganglios linfáticos, determina el tamaño del hígado y del bazo, explora el espacio nasofaríngeo, hace un test de los nervios craneales y explora los testículos en los hombres.

Para evaluar el linfoma no Hodgkin adecuadamente es necesaria una ecografía de la garganta, las axilas, las fosas de la clavícula, el tórax, el abdomen, las ingles y los testículos. Además, pueden ser útiles la radiografía del tórax, una resonancia magnética (RM) de la cabeza y otras exploraciones de imagen.. En el linfoma no Hodgkin también se realiza un análisis de sangre para el diagnóstico. En la sangre se pueden determinar los parámetros estándar de los valores del hígado y de los riñones, además, esto también permite al médico comprobar si existen virus u otros patógenos y hacer un test del VIH.