Enfermedad de Hodgkin (linfoma de Hodgkin): Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (28 de Septiembre de 2016)

La enfermedad de Hodgkin (linfoma de Hodgkin) es un tipo de cáncer incluido en el grupo de los linfomas malignos. En esta clasificación también se incluye el linfoma no Hodgkin. Un linfoma es un tumor maligno que se origina en el sistema linfático. El sistema linfático forma parte del sistema inmunológico; entre los llamados órganos linfoides se encuentran por ejemplo los ganglios linfáticos, el bazo y las amígdalas. Los linfomas pueden aparecer en cualquier órgano con tejido linfático; la enfermedad de Hodgkin, sin embargo, se origina prácticamente siempre en los ganglios linfáticos.

La enfermedad de Hodgkin recibe diversas denominaciones. Thomas Hodgkin (1798-1866), patólogo y anatomista londinense, describió en 1832 la enfermedad que posteriormente llevaría su nombre (enfermedad de Hodgkin, linfoma de Hodgkin, cáncer de Hodgkin) como un cuadro de pseudoleucemia. Esta enfermedad también se conoce como linfogranulomatosis maligna.

Las células del tejido linfático, de las que proceden todos los linfomas de Hodgkin, reciben el nombre de linfocitos. Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos que participan en las defensas inmunitarias. Existen dos tipos de linfocitos que cumplen diversas funciones en el sistema inmunológico: los linfocitos B y los linfocitos T. La enfermedad de Hodgkin se origina a consecuencia de una degeneración de los linfocitos B.

A diferencia del linfoma no Hodgkin, la enfermedad de Hodgkin se caracteriza por células típicas cuya presencia puede constatarse histológicamente:

  • Células de Hodgkin: células tumorales mononucleadas derivadas de linfocitos B modificados
  • Células de Reed Sternberg: células tumorales multinucleadas constituidas por la unión de varias células de Hodgkin

La enfermedad de Hodgkin puede propagarse desde el tejido de los ganglios linfáticos a través de los vasos linfáticos. Los ganglios linfáticos parcialmente adheridos entre sí pueden comprometer de inmediato estructuras adyacentes. En estadios más avanzados de la enfermedad también afecta con frecuencia a órganos no linfoides, debido a las células tumorales que se dispersan por el sistema circulatorio.

Incidencia

En comparación con otras enfermedades cancerosas, el linfoma de Hodgkin tiene una incidencia más baja. En España la incidencia es de, aproximadamente, 1150 casos nuevos al año. A nivel europeo, la incidencia es de 2,5 casos por cada 100000 habitantes en varones y 2,1 casos en mujeres.

La enfermedad de Hodgkin es más común en los grupos de edad de entre 15 y 40 años. Tan solo el 5% de los casos se da en personas menores de 15 años, y un también un 5%, en mayores de 70 años.