Linfedema

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

En el caso de un linfedema, una parte del cuerpo se inflama de forma visible y palpable por la acumulación de líquido en las vías linfáticas (la llamada linfa). La acumulación de linfa que causa el edema linfático puede producirse si se obstaculiza el transporte de esta sustancia.

El linfedema afecta sobre todo a los brazos y las piernas y, en casos más raros, a la cabeza, el cuello, el torso o los genitales. Es una afección relativamente rara que afecta más a las mujeres que a los hombres.

Las causas de los linfedemas son variadas: pueden ser congénitas o adquiridas. Un linfedema congénito es un llamado linfedema primario, y uno adquirido es un linfedema secundario. Los linfedemas congénitos requieren un tratamiento más amplio que el adquirido. En el caso del linfedema adquirido, las perspectivas de curación dependen en gran medida de la causa que lo ha desencadenado.