Lesiones en la cabeza: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

En todas las lesiones en la cabeza es muy importante realizar un buen diagnóstico y aceptar la posibilidad de que el cerebro pueda estar afectado. Incluso si los pacientes no muestran trastornos de consciencia u otros síntomas neurológicos (es decir, signos de disfunción nerviosa), es necesario el traslado urgente a una clínica.

En las lesiones en la cabeza, independientemente de si hay daños exteriores del cráneo, es necesario utilizar técnicas imagen además de las exploraciones clínicas y neurológicas. Para definir mejor el tratamiento, el médico debe saber dónde está la hemorragia y su intensidad. Utilizando la tomografía computarizada (TC) o tomografía por resonancia magnética (TRM) se puede detectar una hemorragia en el cerebro de forma segura. Además, el médico puede determinar por este método la existencia y la localización de un edema cerebral.

En la primera exploración neurológica después de una lesión en la cabeza, la “escala de coma de Glasgow” puede ser útil; es un esquema estandarizado en que el médico puede consultar los parámetros neurológicos más importantes, con un sistema de puntos para evaluar y documentar. Cuantos menos puntos indique el diagnóstico más grave es el trastorno neurológico.