Lepra: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

La evolución de la lepra depende de la forma de enfermedad y de un tratamiento a tiempo y adecuado. La forma más débil, la lepra tuberculoide, se cura en parte por sí sola, mientras que la más grave, la lepra lepromatosa puede ser mortal sin tratamiento.

En caso de lepra diagnosticada a tiempo (antes de que se den daños irreparables como mutilaciones) el pronóstico es favorable. Pero se recomienda continuar durante un largo periodo de tiempo con el tratamiento para garantizar la curación total. Sin tratamiento, la lepra adopta una evolución crónica: la enfermedad de la piel, las mucosas, así como de las células nerviosas, avanza lentamente pero de forma constante.

El tratamiento de la lepra con antibióticos puede producir complicaciones, tener efectos secundarios e interacciones con otros medicamentos. Debido a las reacciones del sistema inmunitario al tratamiento con antibióticos pueden aparecer formas intermedias de lepra con reacciones cutáneas graves.