Juanete (hallux valgus): Operación

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

En ciertos casos, la única vía para resolver un juanete es someterse a una intervención quirúrgica. Sin embargo, es importante tomar la decisión cuidadosamente atendiendo a las recomendaciones médicas. La cirugía podal solo es recomendable si el juanete es realmente molesto. Este tipo de intervenciones no se recomienda si el motivo es puramente estético porque la intervención puede afectar a la estabilidad del pie e influir negativamente en la calidad de vida del paciente.

Una operación de juanetes es recomendable solo cuando la presión es intensa y reduce la calidad de vida del paciente por el dolor y la limitación para desarrollar una actividad normal. Existen unos 150 métodos diferentes para este tipo de intervenciones quirúrgicas, que solo se diferencian mínimamente entre sí. La elección depende, por un lado, del tipo de molestia, y por otro, de la experiencia del cirujano.

Técnica de Keller-Brandes

Este tipo de operación se lleva a cabo cuando el paciente tiene una edad comprendida entre los 30 y los 40 años y tiene un juanete severo asociado con artrosis en la articulación metatarsofalángica. El cirujano extrae dos tercios de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo y esculpe el resalte de la cara interna del metatarsiano. Este sistema tiene una desventaja a nivel estético porque, normalmente, el segundo dedo del pie es más largo que el dedo gordo.

Tras esta intervención hay que mantener el pie en alto y mantenerlo frío con hielo, a lo que se acompaña tratamiento antiinflamatorio, así como profilaxis de la trombosis. Además, es recomendable usar una férula nocturna durante los siguientes tres meses. Unas seis semanas después de la intervención la recuperación funcional permite hacer una vida prácticamente normal, según los casos.

Técnica de McBride

La técnica de McBride es una intervención de elección en casos en los que la desviación del dedo gordo aún puede compensarse por sí misma, no existe artrosis o el riesgo de la intervención es mínimo. Es un método que se usa principalmente en pacientes jóvenes.

El objetivo de esta intervención de juanetes es erosionar el saliente producido por el hallux valgus y desplazar y fortalecer los músculos individuales del dedo (abductores). El tratamiento postoperatorio es el mismo que en la técnica de Keller Brandes.

Un juanete (hallux valgus) acompañado de cambios artrósicos en la articulación, especialmente en pacientes jóvenes, se intervendrá mediante el método Kramer y la osteotomía de base del primer metatarso.