Intolerancia a la lactosa: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

Aunque las molestias pueden llegar a ser mortificantes, la intolerancia a la lactosa por sí misma no supone un riesgo mortal. Con una dieta adecuada, la calidad y la esperanza de vida son iguales a las del resto de personas que toleran los productos lácteos.

La excepción es la muy poco frecuente deficiencia de lactasa innata (congénita). Los bebés no deben tomar nada de lactosa, ya que incluso las cantidades más insignificantes pueden resultar mortales.

Para todos los demás tipos de intolerancia a la lactosa no se conocen complicaciones graves. Aún así, independientemente de la magnitud de las molestias, es bueno evitar la lactosa o tomar preparados de lactasa, ya que a la larga la lactosa puede irritar y dañar la mucosa intestinal. Las consecuencias pueden ser inflamaciones y una alteración en la absorción de vitaminas, minerales y oligoelementos.

Tenga cuidado, ya que la leche y sus derivados tienen grandes cantidades de calcio. Si eliminan la fuente, es posible que se produzca carencia de calcio. La consecuencia puede ser la aparición de osteoporosis. Si decide llevar una dieta sin lactosa, deberá cubrir las cantidades de calcio necesarias con leche de vaca pobre en lactosa u otras fuentes. Muchos productos lácteos a base de soja o cereales están enriquecidos con calcio. Además, se pueden adquirir productos de leche entera de vaca pobres en lactosa. La leche de soja, el queso de soja (tofu), la leche de coco, verduras tales como el brócoli, la col y los tomates pertenecen al grupo de alimentos ricos en calcio. El agua mineral rica en calcio (por lo menos 150 mg de calcio por l) y los zumos de frutas ricos en calcio son otra posibilidad de mejorar el balance de minerales. Es aconsejable tomar además pastillas efervescentes de calcio o calcio en polvo.

En algunos casos, la intolerancia al gluten (celiaquía) puede causar intolerancia a la lactosa. Si los afectados llevan una dieta sin gluten, los síntomas de la intolerancia a la lactosa casi siempre mejoran.

Prevención

No se conoce ninguna medida para prevenir la intolerancia a la lactosa. Sin embargo, puede evitar lasmolestias siguiendo una alimentación sin lactosa o pobre en lactosa o si ingiere lactasa.