Insuficiencia renal aguda (IRA)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (23 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Purestock

La insuficiencia renal aguda (IRA) se trata de un deterioro brusco de la función renal (de la filtración glomerular) que cursa de forma transitoria (reversible). Los riñones dejan de poder filtrar adecuadamente la sangre Como resultado, se acumulan los productos nitrogenados, residuos de la degradación moléculas y del metabolismo. La insuficiencia renal aguda conlleva, pues, a la disminución de la producción de orina y la persona tiene excreta menor cantidad de orina o ninguna, lo que se denomina oliguria o anuria. Sin embargo, también hay procesos en que la cantidad de orina excretada es normal o incluso aumenta.

Para resolver la insuficiencia renal deben tratarse las causas subyacentes. Asimismo los trastornos del equilibrio electrolítico e hídrico (edema, edema pulmonar) deben tratarse sintomáticamente.

Si la insuficiencia renal aguda se trata a tiempo y se eliminan las causas desencadenantes, el pronóstico a largo plazo es bueno. En la mayoría de los casos, la función renal se puede restaurar completamente.