Insuficiencia renal aguda (IRA): Diálisis

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (23 de Marzo de 2012)

Si el tratamiento conservador es insuficiente, la función renal debe sustituirse con medios técnicos (diálisis). temporalmente. El principio de este tratamiento de reemplazo renal es el siguiente: la sangre fluye a través de un catéter que se halla en una vena, generalmente la vena, del brazo o rara vez la vena femoral, a través de los tubos y bombas de un sistema de membranas semipermeables. Al otro lado de esta membrana fluye un líquido salado (dialisato), dosificado exactamente tal cual se requiere. Los elementos nocivos se separan de la sangre y atraviesan la membrana, a la par que también la cantidad de líquido suficiente por diferencia de presiones para eliminar la acumulación de líquido y sustancias nocivas o los desequilibrios de electrolitos. Después de pasar el sistema de membranas, la sangre así purificada entra nuevamente en el cuerpo del paciente.

La filtración de la sangre mediante membranas semipermeables y el dialisato se conoce como diálisis extracorpórea (fuera del cuerpo), y debe mantenerse como tratamiento mientras lo requiera la pérdida de la función de los propios riñones. En casos especialmente graves, y si los riñones siguen sin recuperarse quedando un daño permanentemente, puede necesitarse un trasplante de riñón.