Insuficiencia renal aguda (IRA): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (23 de Marzo de 2012)

La insuficiencia renal aguda (IRA) requiere un tratamiento intensivo en el hospital. Consiste en eliminar las causas y desencadenantes, y al mismo tiempo aliviar los síntomas o complicaciones de la insuficiencia renal. Es muy importante identificar y tratar la causa, a fin de restaurar la función de filtro natural de los riñones.

Tratamiento de la causa desencadenante

En la IRA pre-renal, como consecuencia de enfermedades cardiovasculares, la restauración del un flujo sanguíneo adecuado del riñón es primordial. Hay medicaciones, sueros y concentrados orgánicos adecuados para normalizar la circulación.

En la IRA renal, la causa de la lesión es la alteración del tejido renal por algún trastorno que afecta sólo al riñón o de forma sistémica al organismo en general, la cual es imprescindible tratar. En la IRA causada por medicamentos se debe suspender el medicamento causante y, sólo eventualmente, se precisará la administración de un antídoto.

En la IRA post-renal, las causas lo que afectan es al tracto urinario, y los médicos deben tratar de eliminar las obstrucciones en el flujo de la orina (por ejemplo la litiasis renal o lo que se conoce como piedras en el riñón).

Terapia conservadora

Los medicamentos diuréticos, como la furosemida, aumentan la eliminación de orina.

Esta puede usarse para forzar la diuresis en la segunda fase de la IRA; al mismo tiempo, en la segunda etapa, en que el interesado elimina poca orina, debe limitarse la ingesta de líquidos, aunque esto depende también del tipo de IRA y la causa de la misma.

Es preciso calcular bien dicha restricción hídrica, dado que es preciso reponer las pérdidas para evitar la deshidratación (diuresis, vómitos, sudor, etc). También es importante el equilibrio de los electrolitos (potasio, calcio, sodio, fosfato), para que no haya más complicaciones.

En la tercera etapa, con la producción y excreción aumentada de orina, la reposición de líquidos de orina es de vital importancia.