Insuficiencia renal aguda (IRA): La función del riñón

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (23 de Marzo de 2012)

Los riñones son dos órganos que se encuentran a ambos lados de la columna vertebral, a la altura de las costillas inferiores. Los riñones pesan en total unos 300 gramos.

Entre las funciones de los riñones se encuentra mantener el equilibrio de líquidos y de electrolitos, ayudar al organismo a controlar la presión arterial, regular el equilibrio ácido-base y también se encargan de sintetizar la eritropoyetina. La eritropoyetina es una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos.

Los riñones, especialmente la parte exterior (corteza), albergan una gran cantidad de sangre que circula continuamente por su interior. La corteza renal contiene muchos grupos de vasos sanguíneos pequeños llamados glomérulos, cuyas paredes permiten el paso de diversos componentes de la sangre al interior de la nefrona, la unidad funcional del riñón). Las células sanguíneas como los glóbulos rojos y blancos y las proteínas de la sangre (albúmina plasmática), no pueden salir de los vasos sanguíneos, pero la glucosa (el azúcar) en sangre, la urea, los electrolitos y el agua pueden atravesar las paredes de los vasos sanguíneos y son recogidos en los llamados túbulos de la nefrona, donde se acumula la llamada orina primaria. Se forman así unos 125 mililitros de orina primaria por minuto, lo que corresponde a cerca de 180 litros por día.

Los túbulos se extienden a través de la corteza renal y la médula renal, que se halla en la parte interior central de los riñones. De esta manera, muchos componentes de la orina primaria, y casi todo el líquido, se reabsorben de nuevo y se mantienen en el organismo. Esto lleva a la concentración de la orina primaria, que se convertirá en la orina verdadera. El cuerpo humano elimina aproximadamente entre 1 y 1,5 litros de agua por día con la orina. Junto a la orina pueden aparecer otras sustancias procedentes de los túbulos. Así se puede regular, por ejemplo, el equilibrio ácido-base del organismo. Las sustancias que el organismo elimina con la orina, para evitar su excesiva concentración en el organismo, se conocen como sustancias obligatorias en la orina, como la creatinina y la urea.