Infertilidad o incapacidad reproductiva (esterilidad): Inseminación homóloga

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (31 de Agosto de 2011)

A pesar de la infertilidad o la incapacidad reproductiva (esterilidad), a menudo se puede lograr un embarazo con ayuda de una terapia adecuada: mediante la denominada inseminación homóloga. El término inseminación quiere decir “colocar espermatozoides”. En la inseminación homóloga el médico deposita artificialmente el semen del hombre en el cuerpo de la mujer. Esto significa que: un niño engendrado por inseminación homóloga es hijo biológico de los dos miembros de la pareja. Este tratamiento se realiza con éxito entre el 20% de los casos. Para ello se pueden seguir distintos procedimientos:

  • Inseminación intracervical (IIC): el médico inyecta el semen en el cuello del útero.
  • Inseminación intrauterina (IIU): el médico deposita directamente en el útero los espermatozoides previamente preparados en el laboratorio.
  • Inseminación intratubárica (IIT): el médico deposita directamente en las trompas de Falopio los espermatozoides previamente preparados en el laboratorio.

La fecundación artificial mediante inseminación homóloga se utiliza como tratamiento de la infertilidad o la incapacidad reproductiva principalmente cuando el semen del hombre es insuficiente o no tiene la movilidad necesaria para una fecundación normal. La ventaja de la transferencia artificial de semen en caso de esterilidad consiste en que las células seminales llegan al óvulo más rápido que manteniendo relaciones sexuales.