Infertilidad o incapacidad reproductiva (esterilidad): Inseminación heteróloga

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (31 de Agosto de 2011)

Si, en caso de infertilidad o incapacidad reproductiva (esterilidad), la capacidad de engendrar del hombre para no es suficiente para realizar una fecundación artificial, la inseminación heteróloga se ofrece como tratamiento para lograr un embarazo a pesar de ello. En este caso el médico implanta el semen de un hombre con capacidad reproductiva de forma artificial (es decir, sin relaciones sexuales, en el cuello del útero, el útero o las trompas de Falopio de la mujer. El niño engendrado de esta forma no es el hijo biológico del hombre, sino solo de la madre. La cuota de éxito de la inseminación heteróloga es de aproximadamente el 20%.

Transferencia intrafalopiana de gametos (TIG)

Otro tratamiento que se tiene en consideración a la hora de cumplir el deseo de tener hijos a pesar de la infertilidad o la incapacidad reproductiva (esterilidad), es la transferencia intrafalopiana de gametos (TIG). En este caso se extraen óvulos del ovario de la mujer mediante una punción. A continuación, el médico los inyecta en las trompas de Falopio junto con el esperma del hombre, ya sea a través de la pared abdominal o con un pequeño catéter a través del orificio uterino. Después, el esperma puede fecundar los óvulos en el cuerpo de la mujer. Antes de iniciar un tratamiento de TIG es necesario estimular la maduración de los óvulos mediante un tratamiento hormonal. Un requisito para poder realizar una fecundación artificial mediante TIG es que una de las trompas de Falopio se pueda atravesar libremente.