Infección por el virus del papiloma humano

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (7 de Noviembre de 2016)

© iStock

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV del inglés human papillomavirus) es un virus que se propaga por contacto sexual y que puede provocar condiloma acuminata o cáncer. Así, la infección por Virus del Papiloma Humano se considera una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Tanto el hombre como la mujer pueden contraer la infección, desarrollar lesiones o enfermedades y actuar como transmisores.

Existen más de 130 tipos diferentes del Virus del Papiloma Humano, de los cuales, más de 30 se transmiten a través de las relaciones sexuales. Aunque la mayoría de los tipos son inofensivos, algunos pueden llegar a provocar lesiones cutáneas como condilomas (verrugas genitales), infertilidad en la mujer, lesiones graves en el recién nacido en el caso de infección en embarazadas) o cáncer (cáncer cervical, cáncer de vulva, cáncer de vagina, cáncer de ano, cáncer de pene o cáncer orofaríngeo).

Las causas más frecuentes de la infección por el VPH son las relaciones sexuales. También se puede transmitir la infección durante el parto de madre a hijo, pero aunque existe esta posibilidad es infrecuente. Si la madre está infectada por determinados tipos de VPH, puede producirse una papilomatosis laríngea recurrente en el niño, una entidad poco frecuente, pero con una alta morbimortalidad y un tratamiento difícil.

El tratamiento para la infección depende de cada caso y atiende a las lesiones que se hayan desarrollado.

Las infecciones por VPH se han incrementado en los últimos años por los cambios en las conductas sexules, por eso la prevención es muy importante para evitar sus consecuencias. La conducta sexual es la que determina en mayor o menor medida el riesgo de infección. De esta forma, se asocia la edad precoz en el inicio de las relaciones sexuales con un mayor riesgo de prevalencia, así como el mayor número de compañeros sexuales a lo largo de la vida sexual de una persona. Además, el VPH se puede transmitir, incluso, cuando la persona infectada no presenta síntomas ni signos. Así, se calcula que aproximadamente 8 de cada 10 personas entran en contacto con el virus en algún momento de su vida.

La vacuna del virus del papiloma humano es la principal estrategia para prevenir una posible infección.

Incidencia

En España, el VPH tiene una incidencia alta. Alrededor del 29% de las mujeres españolas de entre 18 y 25 años están infectadas por el virus. Se estima que hoy en día hay aproximadamente 2 millones de mujeres que tienen el VPH.

Este virus representa el 5,2% de tumores a nivel mundial. Entre el 70% y el 80% de los cánceres de cuello de útero son debidos al VPH.

Asimismo, se estima que entre el 70 y el 80% de las personas sexualmente activas entrarán en contacto con el virus del papiloma humano antes de los 50 años de edad. Solo el 10% de los afectados desarrolla el virus en el organismo de manera permanente.

El VPH puede afectar a cualquier persona sexualmente activa, pero el grupo más frecuente son jóvenes entre 18 y 25 años. De esta forma, los hombres también se pueden infectar por el VPH y desarrollar verrugas genitales, cáncer de pene, cáncer de ano, cáncer de garganta y cáncer de boca. Además, actúan como transmisores durante las relaciones sexuales.