Infección de orina: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Lidia Arias (19 de Marzo de 2012)

La causa principal de la infección de orina suelen ser las bacterias, que ascienden por la uretra causando la infección de los tejidos afectados. Normalmente se trata de una bacteria intestinal que proviene de las propias heces, llamada Escherichia coli. Con menos frecuencia, la infección urinaria también puede estar causada por otros agentes patógenos.

Algunos de los factores que contribuyen a la infección urinaria son: las malformaciones congénitas de la vía urinaria, los cálculos urinarios (cálculos renales o cálculos vesiculares), la diabetes mellitus, un sistema inmunitario debilitado, tumores o el uso permanente de un catéter urinario. La ingesta insuficiente de líquidos y, por lo tanto, una eliminación de orina reducida, influyen también en el desarrollo de la infección urinaria. En el caso de la diabetes mellitus y del catéter urinario permanente, los hongos son frecuentemente los responsables de la infección.

Las mujeres desarrollan con más frecuencia infecciones urinarias, debido a que su uretra es más corta y la abertura se encuentra más cerca del ano. Durante el embarazo, las mujeres son especialmente propensas a sufrir infecciones urinarias. Las causas de infección urinaria en mujeres son múltiples:

  • Higiene inadecuada (limpieza frecuente de las zonas íntimas con jabón/desinfectante).
  • Limpiarse de atrás hacia adelante después de ir al baño (desde la zona del ano hacia la zona de la uretra).
  • Actividad sexual (uso de preservativos, diafragma o espermicida, coito vaginal sin protección inmediatamente después de sexo oral o anal), depende sobre todo de la anatomía de cada mujer, siendo más probable la infección cuanto mas cerca este el orificio de la uretra de la vagina, espacio que presenta pequeñas variaciones entre las mujeres.
  • Posposición de la micción (a pesar de las ganas de orinar o tras las relaciones sexuales).

Los hombres empiezan a padecer con más frecuencia las infecciones urinarias con la edad (a partir de los 60-70 años). La causa suele ser en muchos casos la hiperplasia prostática: el agrandamiento de la próstata provoca un vaciamiento deficiente de la vejiga urinaria con el consiguiente remanente de orina en ésta que puede facilitar las infecciones.