Hipotiroidismo: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (3 de Marzo de 2011)

En el caso del hipotiroidismo, el tratamiento consiste en la toma de medicamentos. Estos sustituyen las hormonas tiroideas de las que se carece: la tiroxina (T4; tetrayodotironina) y la triyodotironina (T3). Las hormonas tiroideas T3 y T4 contienen yodo y estimulan, entre otros, el metabolismo celular, y son necesarias para que el cuerpo crezca con normalidad. Una sustancia que se utiliza habitualmente en el tratamiento del hipotiroidismo es la levotiroxina (L-tiroxina). La hormona verdaderamente eficaz es la triyodotironina, que se forma en la sangre a partir de la L-tiroxina de la que se disocia un átomo de yodo.

En caso de que exista hipotiroidismo congénito, las hormonas que falten habrán de sustituirse inmediatamente para no perjudicar el desarrollo del cerebro y de otros órganos. Gracias al screening neonatal, hoy día los médicos pueden detectar las formas congénitas de hipotiroidismo en los primeros días tras el parto, por lo que el tratamiento puede comenzar de inmediato. Los afectados deberán tomar las hormonas durante toda su vida.

Los adultos con un hipotiroidismo (manifiesto) marcado deben tomar hormonas tiroideas de forma regular y permanente para obtener una concentración suficiente. Aquellos que tomen medicamentos contra el hipotiroidismo deberán llevar un control periódico de su estado hormonal durante el tratamiento mediante análisis de sangre. Con las dosis adecuadas no se producen efectos secundarios.

Aviso importante: las personas con un hipotiroidismo grave deberán iniciar el tratamiento de forma lenta y con una dosificación baja. Por lo general, el tratamiento se inicia con dosis bajas que van aumentando gradualmente.

En casos aislados, un hipotiroidismo puede evolucionar hasta el llamado coma mixedematoso si no se trata. En tal caso, es necesaria una intervención médica intensiva: el afectado deberá recibir apoyo en la respiración y se le administrarán también sustancias activas como la levotiroxina y hormonas esteroides (glucocorticoides).