Hipotiroidismo: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (3 de Marzo de 2011)

El hipotiroidismo puede deberse a diferentes causas. Si se ha perturbado la función de la propia tiroides, se habla de hipotiroidismo primario. Es, con diferencia, la forma más común de hipotiroidismo. En el menos común, que es el hipotiroidismo secundario, la hipófisis (centro de control de muchas glándulas) produce una cantidad excesivamente reducida de hormonas, por lo que no estimula la tiroides.

La perturbación de la función del hipotálamo es extraordinariamente rara. El hipotálamo es una parte del diencéfalo que controla la hipófisis como centro supraordinado. La denominación científica del hipotiroidismo producido por alteraciones del hipotálamo es hipotiroidismo terciario.

Hipotiroidismo primario

Cuando un defecto de la tiroides provoca una hipofunción de la, se trata de un hipotiroidismo primario. La causa se halla en el propio órgano. Un hipotiroidismo puede ser congénito, como cuando la tiroides está ausente o es demasiado pequeña. Un hipotiroidismo congénito también puede originarse por una alteración de los valores de yodo condicionada genéticamente, es decir, el cuerpo dispone de suficiente yodo, pero es incapaz de incorporarlo en la hormona tiroidea.

El hipotiroidismo adquirido durante el periodo de vida es mucho más frecuente. En la mayoría de los casos se debe a una pérdida o destrucción de tejido tiroideo que inicialmente era eficaz debido, por ejemplo, a:

  • Infecciones de la tiroides (tiroiditis), especialmente a causa de una enfermedad autoinmune (tiroiditis de Hashimoto), en la cual el cuerpo utiliza sus defensas contra el tejido de la tiroides y lo destruye.
  • Las operaciones de tiroides, por ejemplo, debido a un (hipertiroidismo).
  • Radiación aplicada a la tiroides.
  • La ingesta de determinados medicamentos (por ejemplo, antitiroideos).
  • Una radioterapia.

Para tratar el hipertiroidismo se usa la radioterapia. Mediante la radiación se destruye demasiado tejido productor de hormonas. En algunos casos, esto provoca hipotiroidismo. El hipotiroidismo también puede causarlo, en casos aislados, un déficit extremo del oligoelemento yodo, esencial para la vida. España ha sido siempre incluida en la lista de deficiencias de yodo en la alimentación, esta tendencia se esta corrigiendo, principalmente con la yodación de la sal común. Pero aun así persiste una tasa superior al 5% de bocio en la población española.

Hipotiroidismo secundario

El hipotiroidismo secundario se produce cuando, debido a alteraciones de la hipófisis, por tumores, por ejemplo, se produce un suministro insuficiente por parte de la tiroides de la hormona estimulante de la tiroides (TSH). No obstante, la propia tiroides, por su parte, está perfectamente sana. Esta variedad de hipotiroidismo es más bien rara.

Hipotiroidismo terciario

En el hipotiroidismo terciario se da una alteración del hipotálamo que no produce suficiente hormona liberadora de tirotropina (TRH). En consecuencia, el círculo de regulación entre el cerebro y la tiroides queda interrumpido, y no se estimula a la tiroides para que produzca hormonas tiroideas. Las causas pueden ser defectos en el sistema esquelético-muscular, tumores o infecciones. Esta alteración es extremadamente rara.