Publicidad

Publicidad

Presión arterial baja (hipotensión): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (17 de Diciembre de 2010)

Se puede comprobar la existencia de hipotensión mediante la medición de la presión arterial. Además, es importante tener información sobre las enfermedades previas, los medicamentos y las costumbres alimenticias de los afectados para establecer el diagnóstico de presión arterial baja. La asociación temporal entre un cambio repentino de la posición del cuerpo y la aparición de molestias es propia de personas con los valores de tensión bajos.

La prueba más importante para el diagnóstico de la hipotensión es el test de Schellong. Se realizan numerosas mediciones de la presión arterial y el pulso con el paciente acostado y de pie. El comportamiento del pulso y los valores de la tensión permiten evaluar mejor la capacidad de regulación del sistema cardiovascular. Durante la prueba los afectados se tumban durante diez minutos en reposo, después se levantan y se quedan en esa posición otros diez minutos. Si la presión arterial cae cuando se está de pie más de 20 milímetros en la columna de mercurio (mmHg) de sistólica y 10 mmHg de diastólica y aparecen trastornos de consciencia o mareos, estos síntomas indican la presencia del síndrome ortostático. En este caso, la presión arterial baja es la consecuencia de un cambio repentino en la posición del cuerpo, mediante el cual la sangre se acumula en las piernas y no está disponible en el riego sanguíneo del cerebro.