Hipertiroidismo: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

Pronóstico

En un hipertiroidismo la evolución y el pronóstico dependen sobre todo de lo que ha causado el trastorno del funcionamiento de la tiroides:

  • La enfermedad de Graves-Basedow, la causa más común del hipertiroidismo en personas jóvenes, se cura espontáneamente hasta en un 30% de los casos. La enfermedad también pude adoptar una evolución recurrente y reaparecer tras varios años.
  • El bocio multinodular hiperfuncionante, responsable a menudo del hipertiroidismo, tiene un pronóstico más desfavorable: no se cura espontáneamente. En la evolución posterior de este trastorno, la cantidad de tejido autónomo puede crecer con los años. En tal caso, siempre se recomienda una cirugía o una radioyodoterapia para evitar el riesgo de compresión de órganos próximos y el hipertiroidismo grave (la llamada crisis tirotóxica).

Complicaciones

Un hipertiroidismo puede acarrear diferentes complicaciones en su evolución: una posible complicación de todos los hipertiroidismos (dependiendo de la causa) es la llamada crisis tirotóxica, un cuadro muy grave de hipertiroidismo. Puede aparecer como consecuencia de un tratamiento insuficiente. Enfermedades secundarias, como infecciones graves, pueden desencadenar una crisis tirotóxica. Pero lo más habitual es que la crisis tirotóxica aparezca tras la administración de yodo, por ejemplo, en medios de contraste radiológicos) si existe un hipertiroidismo desconocido.

Los indicios de una crisis tirotóxica son, por ejemplo, fiebre alta, un pulso acelerado (taquicardia), intranquilidad, vómitos y diarrea. Si el empeoramiento del hipertiroidismo no se trata, pueden provocarse alteraciones en la conciencia y estados de confusión. Estas complicaciones suponen una situación de emergencia potencialmente mortal, por lo que el afectado necesita asistencia médica intensiva inmediata. La mortalidad en las crisis tirotóxicas es de hasta el 50%.

Otras posibles complicaciones de un hipertiroidismo son una circulación insuficiente repentina (accidente isquémico transitorio) del cerebro y accidentes cerebro-vasculares agudos (ictus), provocados por ello. Así, los adolescentes con hipertiroidismo tienen un 44% mayor de riesgo de padecer un ictus en el curso del hipertiroidismo que las personas cuya tiroides funciona normalmente.