Hiperparatiroidismo: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (28 de Julio de 2011)

El pronóstico del hiperparatiroidismo primario intervenido quirúrgicamente es bueno. En general, si no se encuentra asociado a otras enfermedades (como la insuficiencia renal), los síntomas desaparecen por completo después de la operación.

Complicaciones

En el trascurso del hiperparatiroidismo primario se pueden llegar a desarrollar cólicos renales debido a las piedras en los riñones. Estos se manifiestan por dolor abdominal, aumento de la frecuencia de infecciones del tracto urinario y dolor de espalda.

Una complicación grave del hiperparatiroidismo primario es la crisis hipercalcémica: los riñones sufren un deterioro agudo de su función grave y los pacientes pueden entrar en un estado de coma. En este caso, la glándula paratiroidea debe extirparse inmediatamente. Con un tratamiento adecuado sobreviven aproximadamente el 50% de los pacientes.

En caso de que sea necesario extirpar las glándulas paratiroides por completo, existe un riesgo de disminución de la función paratiroidea en el organismo (hipoparatiroidismo). Entre otras cosas, este puede provocar calambres o contracciones severas (tetania). Además, durante la operación existe el peligro de que el cirujano inadvertidamente lesione los nervios de las cuerdas vocales y genere secuelas permanentes en el habla del paciente.