Hiperparatiroidismo: Hormona paratiroidea

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (28 de Julio de 2011)

La hormona paratiroidea regula el equilibrio del calcio, la vitamina D y del fósforo en el organismo humano. El principal efecto de la hormona paratiroidea es procurar un aumento de los niveles de calcio en la sangre, para ello, provoca una serie de cambios en los procesos metabólicos del hueso y del riñón. Además, indirectamente, la hormona paratiroidea también actúa sobre el intestino, favoreciendo en él, el aumento de la absorción de calcio de los alimentos hacia la sangre.

Huesos

En el caso de que el cuerpo requiera más calcio, la hormona paratiroidea influye en el metabolismo de los huesos e induce a que liberen calcio.

Riñón

En el riñón, la hormona paratiroidea aumenta la reabsorción de calcio de la sangre y evita su pérdida por la orina Por otro lado, promueve la secreción de fósforo y, por tanto, estimula indirectamente la producción de vitamina D.

Intestino

La hormona paratiroidea induce a que se cree más vitamina D, esto quiere decir que indirectamente actúa sobre el intestino: en la mucosa intestinal, la vitamina D tiene el efecto de hacer que el cuerpo pueda absorber el calcio de los alimentos.

La hormona paratiroidea consigue que los niveles de calcio en la sangre se eleven. La sustancia que funciona de forma antagonista a la hormona paratiroidea es la calcitonina, que reduce el nivel de calcio en sangre.

La calcitonina es sintetizada en células especiales de la tiroides (células C). Normalmente, la interacción entre la hormona paratiroidea y la calcitonina es tan equilibrada, que el nivel de calcio en la sangre se mantiene establece en función de las necesidades correspondientes.