Hidatidosis

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/BananaStock

La hidatidosis es una enfermedad causada por un parásito que vive en el intestino de sus huéspedes definitivos. Normalmente, estos son perros y zorros. Si sus huevos acceden al cuerpo de los humanos, pueden seguir desarrollándose para transformarse en larvas y provocar la enfermedad denominada hidatidosis o equinococosis.

La hidatidosis tiene un huésped definitivo y uno o varios huéspedes intermediarios. El huésped definitivo expulsa los huevos de la hidatidosis por las heces. Los seres humanos pueden hacer de huésped intermediario para la hidatidosis del zorro (Echinococcus multilocularis) y para la tenia del perro (Echinococcus granulosus), cuando ingieren sus huevos a través de los alimentos. Las larvas se establecen preferentemente en órganos como hígado, pulmones o cerebro. Así, cuando la hidatidosis del perro infecta a los seres humanos provoca la denominada equinococosis quística; las larvas de la hidatidosis del zorro provocan una equinococosis o hidatidosis alveolar (hidatidosis multilocular).

En la equinococosis provocada por una hidatidosis de un perro o de un zorro, el diagnóstico incluye métodos con imágenes como ultrasonidos (ecografía) o tomografía computerizada (TC). También se detectan determinados anticuerpos en la sangre del paciente. El tratamiento adecuado depende del estadio de la enfermedad. La enfermedad provocada por los parásitos puede tratarse con medicamentos como el mebendazol o albendazol. Dependiendo de lo avanzada que esté la hidatidosis, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico.

Puede prevenirse la infección por el parásito hidatídico evitando alimentos crudos o poco cocinados. Además, se aconseja tener precaución en la higiene con posibles huéspedes definitivos como perros o zorros. La infección por la hidatidosis del perro o del zorro es de declaración obligatoria en España.