Publicidad

Publicidad

Hernia de hiato

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Stockbyte

La hernia de hiato se conoce coloquialmente como rotura del diafragma. Se habla de hernia de hiato cuando parte del estómago se desplaza a la cavidad torácica. Más del 90% de los casos presentan una hernia axial que suele ser asintomática y normalmente no necesita tratamiento.

Normalmente, el diafragma separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal, y el esófago suele llegar a la cavidad abdominal a través de un hueco estrecho en el diafragma. Con la hernia de hiato este hueco se ensancha y partes del estómago pueden pasar por él y producirse una “rotura del diafragma”.

En la mayoría de los casos aparece lo que se denomina una hernia deslizante (hernia axial, rotura deslizante) en la zona en la entrada del estómago (cardias) que se ha desplazado a la cavidad torácica. La hernia axial es típica en personas mayores y suele causar solo pocas o nulas molestias. Lo más probable es que los síntomas aparezcan cuando, a causa del desplazamiento de la entrada del estómago, falla el mecanismo de cierre entre el esófago y el estómago de forma que el contenido ácido del estómago llega al esófago. Los síntomas y los enfoques de tratamiento de este tipo de hernia de hiato son los mismos que en la enfermedad de reflujo.

Otro tipo de hernia de hiato es la hernia paraesofágica. En este caso el arco abdominal se desplaza junto al esófago a la cavidad torácica. La hernia paraesofágica puede causar complicaciones mortales. Por eso esta “rotura del diafragma” siempre se cura quirúrgicamente, incluso si al principio no presenta molestias.