Hernia de hiato: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

Según el tipo de hernia de hiato, aparecen diferentes síntomas y en muchos casos la “rotura del diafragma” (como se conoce coloquialmente) presenta solo pocas o nulas molestias. Mientras que la denominada hernia deslizante axial es frecuente y apenas se nota en muchos casos, la hernia paraesofágica, menos frecuente, provoca síntomas en un estadio más avanzado.

Hernia paraesofágica

En la hernia paraesofágica, debido a la evolución normalmente avanzada de la enfermedad, se distinguen varios estadios que se caracterizan por diferentes síntomas:

  • Estadio asintomático: la hernia paraesofágica no causa molestias.
  • Estadio sin complicaciones: las personas afectadas padecen eructos y una sensación de presión en la zona del corazón, sobre todo después de comer.
  • Estadio con complicaciones: en un desarrollo avanzado una hernia paraesofágica puede provocar complicaciones. Entre ellas se incluye, por ejemplo, una úlcera de estómago (ulcus), una rotura de la pared abdominal (perforación), sangrados o herniación cerebral (incarceración). Los posibles síntomas van desde dolores estomacales tras la ingesta de alimentos hasta dolores fuertes en el abdomen superior o el pecho. Una anemia crónica puede provocar, entre otras cosas, una disminución de las capacidades, palidez y palpitaciones. En este estadio también pueden producirse sangrados agudos. No suele haber complicaciones mortales.

Hernia deslizante axial

Dado que la mayoría de las personas con una hernia deslizante axial (hernia axial, rotura deslizante) no presentan molestias, a esta se le atribuye un escaso o nulo valor patógeno. A menudo es un hallazgo casual mediante una gastroscopia, por ejemplo.

Son pocos los enfermos que muestran síntomas que también aparecen con una enfermedad de reflujo. Entre ellos se incluyen molestias como: