Publicidad

Publicidad

Hemorroides: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (22 de Marzo de 2016)

En las hemorroides, los síntomas van a depender del grado. Para ser exactos debemos hablar de enfermedad hemorroidal, ya que las venas hemorroidales pertenecen a la anatomía normal de las personas. Solo cuando estas venas se ven engrosadas aparecen los síntomas y entonces sí se produce la enfermedad hemorroidal.

Hemorroides grado I

El botón hemorroidal no puede ser visto desde el exterior y no siempre aparecen síntomas.

Dado que la mucosa anal por encima de la unión anorrectal no posee sensibilidad, muchas personas con hemorroides de este grado permanecen asintomáticas. Los afectados notan habitualmente síntomas ocasionales, como aparición de sangre en las heces o en el papel higiénico; y alguna vez también picores en la zona anal.

Hemorroides grado II

Las dilataciones en forma de nudo en el recto son mayores, saliendo de forma ocasional por fuera del canal anal. Puede aparecer dolor, que se origina en la piel sensible del canal anal. Más síntomas en este estadio son, por ejemplo, los siguientes:

  • Sangrados indoloros al defecar, que bien aparecen con las deposiciones o en forma de gotas.
  • Quemazón, picor, piel inflamada y enrojecida y exudado de la zona anal.
  • Aparece una sensación de vaciado rectal incompleto tras la defecación y, en ocasiones, sensación de cuerpo extraño.

Si las hemorroides aparecen en el canal anal, estas pueden quedar atrapadas, lo que se denomina incarceración o estrangulamiento de la hemorroide, que causa un gran dolor. En los vasos sanguíneos se crea, debido a esta incarceración, un atasco de sangre. Debido a esto, la sangre fluye más lentamente en dirección a las venas del cuerpo cavernoso, por lo que se forman trombos que pueden llevar al total bloqueo o taponamiento de estas venas. Esta alteración de la irrigación sanguínea puede provocar que el tejido acabe necrosándose, especialmente si persiste durante un largo periodo de tiempo.

Hemorroides grado III y IV

Las hemorroides a partir del grado III están presentes tras la defecación o a veces, incluso, de forma espontánea en el ano, y así permanecerán si no son tratadas.

Los pacientes desarrollan los siguientes síntomas:

  • Pinchazos y sensación de comezón en la zona anal.
  • Picor en el ano.
  • Producción de un exudado que mancha la ropa interior.
  • Incontinencia ocasional de heces.
  • Sensación permanente de cuerpo extraño en el canal anal.
  • Sangrados.
  • Dolor.

Generalmente, el calor empeora los síntomas de las hemorroides.