Hemorroides: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (22 de Marzo de 2016)

En general, la evolución de las hemorroides suele ser buena si la elección del tratamiento es el adecuado y se ha aplicado de forma precoz. Eso sí, siempre pueden volver a aparecer las hemorroides una vez tratadas y resueltas, lo que se denomina una recidiva.

Cuanto antes se consulte con el médico sobre los síntomas de las hemorroide (almorranas), mucho mejor será el abordaje de la enfermedad.

Muchas personas se avergüenzan de consultar con el médico sus dudas sobre las hemorroides. Esto lleva a una evolución de la enfermedad y a un diagnóstico más tardío que dificulta la curación.

Complicaciones

Las hemorroides de grado IV que permanecen de forma permanente en el ano suelen erosionarse debido a la limpieza con papel higiénico. Pueden aparecer lesiones de la piel de tipo eccematoso con exudado de líquido y heridas llamadas fisuras anales.

Dado que las deposiciones contienen abundantes bacterias, estas zonas con heridas se pueden infectar fácilmente. En ocasiones, incluso se pueden formar bolsas de pus y abscesos, que tendrán que ser eliminados quirúrgicamente. Además, se pueden producir fístulas anales, que son conductos profundos que comunican la piel con el recto o con la pelvis.

Si se lesionan las hemorroides inflamadas al hacer esfuerzo al defecar o al limpiarse con papel, se pueden producir sangrados arteriales importantes que tiene que ser tratados inmediatamente. Las personas que sufren de hipertensión arterial tienen especial riesgo.