Glomerulonefritis: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

Ante una glomerulonefritis, los síntomas dependen de la enfermedad causante y el tipo de glomerulonefritis de la que se trate. Normalmente pasan años hasta que los pacientes notan los primeros síntomas, que, al contrario de lo que ocurre con la pielonefritis, se desarrollan normalmente sin dolor. Lo primero que suele advertirse son las alteraciones en la orina. Una orina turbia es muestra de una pérdida de proteínas. Esto se conoce como proteinuria. Si se trata de poca cantidad de proteínas, esto no se percibe a simple vista. Cuando la orina tiene un color oscuro, puede que en ella se halle sangre (en medicina esto se conoce como hematuria). Sin embargo, la cantidad de sangre en la orina puede ser tan poca que no se pueda observar a simple vista, de manera que sólo podrá detectarse mediante un análisis de orina al microscopio. Esto se conoce como microhematuria.

En algunos casos de glomerulonefritis, cuando cursa con un síndrome nefrótico, se acumula líquido intersticial en los tejidos (edema) y la persona adquiere un aspecto como hinchado. Algunos pacientes muestran también presión arterial alta, dolores de cabeza y trastornos de la vista.

Glomerulonefritis aguda

En una glomerulonefritis aguda los síntomas que se presentan normalmente son los siguientes:

  • Sangre en la orina (hematuria)
  • Disminución de la diuresis o cantidad de orina al día (sólo 0,5 litros o menos, cuando normalmente se producen 1,5 litros al día)
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Dolor de cabeza
  • Trastornos de la vista

A menudo la glomerulonefritis se da tras una inflamación de garganta, laringitis o amigdalitis (en la mayoría de los casos producida por una bacteria llamada estreptococo). Los síntomas se presentan, en la mayoría de los casos, de forma muy leve.

Glomerulonefritis rápidamente progresiva (GNRP)

La glomerulonefritis rápidamente progresiva (GNRP) se manifiesta a través de las siguientes molestias:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Presencia de sangre en la orina (hematuria)
  • Acumulación de líquido intersticial en los tejidos (edema)

Síndrome nefrótico

En un síndrome nefrótico se dan los siguientes síntomas:

  • Presencia de proteínas en la orina (proteinuria)
  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Acumulación de líquido intersticial en los tejidos (edema) que suele aparecer, al principio, en los párpados, y después en las piernas
  • A veces atrofia muscular

En un estadio avanzado también pueden darse las siguientes molestias:

Glomerulonefritis crónica

La glomerulonefritis evoluciona en la mayoría de los casos durante muchos años sin presentar molestias o síntomas.

Cuando la enfermedad está avanzada puede desembocar en una insuficiencia renal que presenta los siguientes síntomas:

  • Malestar general
  • Náuseas
  • Cansancio
  • Presión sanguínea alta
  • Presencia de proteínas en la orina (proteinuria)

Proteinuria asintomática (proteína en la orina) y/o hematuria (sangre en la orina)

Cuando se padece una proteinuria o una hematuria asintomática, el cuerpo elimina proteínas y sangre en la orina sin mostrar otros síntomas. Las proteínas o la sangre en la orina no siempre son visibles a simple vista. En la mayoría de las casos el doctor descubre la enfermedad por casualidad gracias a un análisis de orina. Cuando la cantidad de proteínas o sangre en la orina es alta, ésta toma un color rojizo. Es relativamente frecuente la presencia de proteínas o sangre en la orina sin que se den otros síntomas.