Gastritis: Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Diciembre de 2016)

Una gastritis es una patología inflamatoria de la mucosa gástrica, que no es contagiosa.

La mucosa gástrica, a la que afecta la gastritis, una de las funciones que tiene es la de proteger las capas más profundas del estómago (por ejemplo, los músculos) de los agresivos ácidos gástricos; esta mucosa es importante, entre otras cosas, para digerir bien los alimentos. Cuando el estómago produce demasiado ácido o la capa protectora está dañada, puede aparecer una gastritis. Esta puede producirse de forma aguda y desaparecer rápidamente o presentar un desarrollo crónico. La gastritis crónica se divide, según su desencadenante, en tres tipos:

  • Gastritis del tipo A: Autoinmune (con el 5% de los casos, es la gastritis crónica más infrecuente); afecta principalmente al cuerpo del estómago (fundus).
  • Gastritis del tipo B: Bacteriana (con el 85% de los casos, es la más común de las gastritis crónicas) por lo general está causada por la bacteria Helicobacter pylori; afecta principalmente a la parte del estómago anterior al píloro (antro).
  • Gastritis del tipo C: (chemical) química (10% de los casos) debida a medicamentos (por ejemplo, anti-inflamatorios no esteroides: AINE) o por la bilis, que refluye del intestino delgado al estómago (reflujo biliar); afecta principalmente al píloro (pylorus).

En casos severos, la gastritis puede conducir a daños más graves en la mucosa gástrica como úlceras de estómago, hemorragias gastrointestinales o perforaciones gástricas.

En los países occidentales se estima que casi la mitad de la población mayor de 50 años tiene una gastritis crónica. Pero, con gran frecuencia, estas gastritis crónicas pasan totalmente desapercibidas; su descubrimiento suele ser accidental.