Fractura distal del radio

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Laura Osuna (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

Una fractura del radio suele producirse al intentar ayudarse en una caída apoyando la mano. El hueso radio suele romperse cerca de la muñeca. Esta fractura distal del radio es la fractura más frecuente del hombre.

Una fractura proximal del radio, es decir, la fractura cerca del codo, es rara. La fractura distal del radio puede adoptar diversas formas según la manera en que suceda el accidente. Las más comunes son:

  • Fractura de Colles, causada por un accidente con la mano extendida, también llamada fractura de extensión; la fractura del radio distal representa casi el 90% de las fracturas típicas del radio.
  • La fractura de Smith (o “fractura de Colles invertida”) es rara. La causa puede ser un accidente con la mano flexionada. Esta forma de fractura se llama también fractura de flexión.

Los niños y ancianos especialmente suelen sufrir las fracturas del radio. Esto se debe a diversas causas: en los niños la fractura de antebrazo ocurre fácilmente cuando juegan y sufren caídas. En las personas mayores, sin embargo, la menor estabilidad del hueso conduce fácilmente a la fractura de antebrazo en una caída. Los factores adicionales favorables incluyen la osteoporosis (pérdida de masa ósea), así como la arritmia cardiaca, o los trastornos del flujo sanguíneo cerebral, que pueden producir fácilmente mareos y causar así fracturas del radio.

Como consecuencia de una fractura del radio se producen principalmente dolores, restricción del movimiento y cambios de postura, a veces acompañados también de trastornos sensoriales de la mano o los dedos. Después de un traumatismo grave también pueden ocurrir lesiones de la piel y los músculos de la mano, debidas a los extremos prominentes de los huesos.

El diagnóstico de la fractura del radio se basa en una radiografía. El tratamiento tiene como objetivo restablecer la movilidad normal de la mano. Si la fractura causa un desajuste de los extremos de los huesos (dislocación), el médico coloca el radio bajo control por rayos X. Para estabilizar el brazo roto o la fractura del radio, se coloca a los afectados una escayola. En muchos casos, es necesaria la cirugía para estabilizar la fractura. El pronóstico de la fractura del radio es generalmente bueno, pero depende del grado de la lesión.