Fobia social

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo

© Getty Images

Las personas con fobia social, entre ellas las que padecen miedo escénico, tienen un miedo irracional hacia los demás, temen ser el centro de atención, al tiempo que se sienten continuamente observadas y juzgadas. Este miedo les provoca una reacción de ansiedad que puede perjudicarles seriamente en su vida diaria.

La fobia social se puede limitar a una sola situación (preguntar algo a la gente, comer o hablar en público, miedo escénico), o puede ser tan amplia (como en el caso de una fobia social generalizada) que la persona puede experimentar ansiedad en presencia de prácticamente cualquier persona que no sea un miembro de su familia.

Por lo general, esta actitud se debe a la actividad cognitiva que el individuo realiza acerca de la situación social en la que se encuentra: valoración de su comportamiento ante los demás, valoración de su déficit en habilidades sociales, valoración de los pensamientos que los otros pueden hacer de su comportamiento y de su persona, entre otras.

Entre los síntomas físicos que acompañan a la fobia social están el enrojecimiento, la transpiración intensa, los temblores, las náuseas, y la dificultad para hablar. Cuando estos síntomas se manifiestan, las personas con fobia social sienten que el resto del mundo los está mirando.


La fobia social puede ser tratada con psicoterapia o medicamentos.