Fibromialgia: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (4 de Febrero de 2011)

Hasta ahora se desconocen en gran medida las causas de la fibromialgia. Se observa una mayor frecuencia familiar de la fibromialgia por lo que se presupone la existencia de una predisposición genética. Además, las enfermedades inflamatorias reumatoides, enfermedades autoinmunes o infecciones virales pueden desencadenar una fibromialgia. También puede aparecer una fibromialgia después de determinadas enfermedades tumorales. Probablemente, también las operaciones y los accidentes pueden desencadenar una fibromialgia, cuando persiste el dolor relacionado con aquellos a pesar del tiempo.

Como posible causa se debate sobre un trastorno de la memoria del dolor en el cerebro, que provoca los dolores. Cuando el cerebro señala constantemente un estímulo de dolor en una célula nerviosa, su sensibilidad puede aumentar de tal modo que también esté activo sin señal. Esto tiene como consecuencia que el paciente percibe el dolor de forma permanente, dolores que no surgen de las áreas corporales afectadas, sino que resultan de una alteración en el procesamiento del dolor en las neuronas del cerebro. La falta de modificaciones patológicas o de inflamaciones en los puntos dolorosos refuerza esta suposición.

La fibromialgia puede empeorar por las siguientes causas:

También una postura precavida adoptada por el paciente puede reforzar los dolores. Esto afecta negativamente al estado físico del cuerpo, por lo que se cansará antes. La inactividad resultante hace que el paciente se concentre más intensamente en los dolores y estos se acentúan, creándose así un ciclo vicioso.

También se puede observar una relación entre el sueño nocturno y la fibromialgia. Las personas con fibromialgia suelen dormir mal, o se levantan y se sienten “hechas polvo”. También sucede en el orden inverso, es posible que una fibromialgia surja en pacientes que padecen trastornos del sueño.