Estrabismo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (31 de Octubre de 2013)

© Jupiterimages/PhotoDisc

El estrabismo es una desviación anormal de la posición de los ojos. Generalmente, ambos ojos se desvían hacia adentro (estrabismo convergente) o hacia afuera (estrabismo divergente). El estrabismo no es solo un problema estético; dependiendo del grado, también puede implicar una disfunción visual grave.

Normalmente, las impresiones visuales de los dos ojos suelen combinarse en una sola imagen, lo que permite una visión tridimensional. Sin embargo, cuando el estrabismo es muy pronunciado causa visión doble. En el caso de los niños, el cerebro responde al estrabismo suprimiendo las impresiones visuales de un ojo de modo que, si no se trata, puede tener graves consecuencias. El ojo que no se usa puede desarrollar un trastorno visual (ambliopía), que se vuelve permanente si no se toman las medidas oportunas. Para evitar esto, es importante tratar el estrabismo en niños lo antes posible (en el caso de los bebés, a partir del sexto mes de vida).

Existen varias formas de estrabismo. La más común es la heteroforia (también llamada, estrabismo oculto o latente). Generalmente, no requiere tratamiento porque solo se manifiesta bajo ciertas circunstancias (por ejemplo, cuando se está cansado o bajo la influencia del alcohol). Sin embargo, otros, como el estrabismo comitante y el estrabismo paralítico (en él, los músculos del ojo quedan paralizados como resultado de una inflamación o lesión) deben ser tratados tan pronto como se detecten.

Por lo general, para tratar el estrabismo en niños se suele recurrir a utilizar durante años un método sin cirugía. El tratamiento consiste en el uso de gafas para corregir cualquier ametropía y ejercicios oculares para erradicar la visión doble. En ciertos casos puede ser necesario un tratamiento quirúrgico para corregir la posición de los ojos y que estos vuelvan a estar paralelos. Cuando el estrabismo está producido por una parálisis, el tratamiento debe estar enfocado a corregir este problema. No obstante, si el estrabismo permanece, se utiliza el llamado cristal de prisma para corregir la visión doble.