Estrabismo: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (31 de Octubre de 2013)

Los síntomas característicos del estrabismo se presentan por el mal posicionamiento de los ojos. Los dos ojos miran en distintas direcciones, debido a que uno de los dos ejes del ojo difiere de la posición paralela. Esta desviación puede producirse en todas las direcciones, sin embargo, la mayoría de las veces suele darse en el eje horizontal, lo que tiene como resultado un estrabismo convergente o divergente.

El estrabismo no se limita a los síntomas externos, también puede provocar un grave deterioro visual. Los posibles signos o síntomas del estrabismo son los siguientes:

  • ojos temblorosos
  • dolor de cabeza
  • fotosensibilidad
  • problemas de concentración
  • incapacidad para leer
  • escozor en los ojos
  • guiños y parpadeos frecuentes
  • falta de habilidad con el manejo de objetos

Dependiendo de la forma de estrabismo que se presente, los síntomas varían. Aproximadamente, el 10% de las personas que padecen estrabismo latente desarrollan ciertos síntomas al entrecerrar los ojos, como por ejemplo, dolor de cabeza, mirada borrosa, vista cansada o visión doble.

En caso de estrabismo unilateral se manifiesta una ambliopía (ojo vago) del ojo afectado. Un síntoma específico del estrabismo comitante es una leve hipermetropía y, en ciertos casos, también se manifiestan temblores en los ojos y dolor de cabeza. Sin embargo, también es habitual que no se presenten síntomas a menos que se entrecierren los ojos. Por esta razón el estrabismo comitante puede resultar difícil de identificar y, en ocasiones, se detecta muy tarde.

El estrabismo paralítico se debe a un fallo repentino en los músculos del ojo. Uno de los síntomas característicos es la percepción de imágenes fantasma, a veces asociadas a mareos y náuseas. Las imágenes fantasma son más pronunciadas cuando el ojo se enfoca en la dirección hacia la cual debe moverlo el músculo afectado. Por lo tanto, los afectados ladean la cabeza para aliviar el músculo paralizado y ver mejor. El resultado es una postura torcida compensatoria de la cabeza.