Esquizofrenia

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

La esquizofrenia es una enfermedad mental que afecta a la totalidad de la personalidad de una persona de diferentes formas y se manifiesta a distintos niveles. A menudo los pacientes muestran una relación con la realidad alterada. Ésta se manifiesta, por ejemplo, con alucinaciones y delirios.

Algunos síntomas, que pasan más desapercibidos pero que también son característicos de la esquizofrenia, son, por ejemplo, los siguientes:

  • La afectación del pensamiento: el flujo del pensamiento a veces se interrumpe o se lentifica.
  • El aplanamiento afectivo: los pacientes se muestran ausentes e insensibles.
  • La disminución del movimiento, hasta llegar a una rigidez completa (llamado estupor catatónico) o moverse solo de forma muy limitada.

Los especialistas en psiquiatría diferencian entre varios tipos de esquizofrenia, clasificándolas según los síntomas predominantes. Por ejemplo, cuando dominan las alucinaciones y los delirios, se habla de una esquizofrenia paranoide-alucinatoria.

Todavía no se conoce la causa exacta de la esquizofrenia, aunque todo apunta a que son muchos los factores que pueden favorecer su aparición (el llamado modelo multifactorial). Se sospecha que intervienen tanto la carga genética familiar como los trastornos biológicos, los antecedentes personales y la personalidad de los pacientes.

Para el diagnóstico de la esquizofrenia se realiza una anamnesis completa sobre los síntomas y signos y sobre la existencia de antecedentes familiares. Después se descartan otras enfermedades con síntomas semejantes a la esquizofrenia, como podrían ser una encefalitis o una intoxicación. Para todo ello pueden requerirse exploraciones complementarias como una analítica o imágenes por tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM).

El tratamiento de primera línea de la esquizofrenia consiste en los llamados fármacos antipsicóticos o neurolépticos. Estos medicamentos actúan sobre el sistema nervioso central. A parte, la psicoterapia ayuda a los pacientes a aprender a manejar su enfermedad y a convivir con ella.