Esguince (torcedura)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Laura Osuna (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

El esguince o torcedura es una de las lesiones deportivas más frecuentes. Se produce cuando se realiza un movimiento que daña las cápsulas y los ligamentos de una articulación.

La articulación que se ve afectada por un esguince sigue pudiendo realizar esfuerzos, pero duele y su función se ve muy limitada. La articulación se suele inflamar con el esguince y además se suele presentar un hematoma.

Si junto al esguince no se dan otras lesiones relacionadas con el hueso, para tratar el esguince basta con aplicar unas medidas conservadoras, de manera que no sea necesaria la cirugía. En casos de deportistas jóvenes y activos o en los que se trata de articulaciones inestables se puede considerar la opción de la cirugía.

Por lo general, los esguinces no presentan complicaciones y tienen un buen pronóstico. Como mucho, tres meses tras la lesión se recupera en la mayoría de los casos completamente la capacidad de practicar deporte.