Publicidad

Publicidad

Escoliosis: Otras formas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Laura Osuna (19 de Marzo de 2012)

Contrariamente a la escoliosis idiopática, cuyas causas son desconocidas, las demás formas que originan una desviación de la columna vertebral sí se conocen. Los desencadenantes más comunes de la escoliosis son los siguientes:

  • Malformaciones congénitas: las malformaciones congénitas de la columna pueden causar una escoliosis por malformación u osteopática.
  • Daños en las funciones de los nervios: es el caso de la escoliosis neuropática, cuyas causas pueden ser, por ejemplo, una siringomelia, parálisis cerebral infantil y poliomielitis.
  • Enfermedades musculares: una escoliosis miopática puede aparecer dentro del marco de una distrofia muscular como la de Duchenne, por ejemplo.
  • Enfermedades sistémicas: las enfermedades que afectan a un sistema orgánico o a todo el cuerpo también pueden originar una escoliosis. Así, por ejemplo, puede aparecer una escoliosis en una neurofibromatosis o en el caso de una osteogénesis imperfecta (huesos de cristal.
  • Tratamientos médicos: una escoliosis también puede desarrollarse como consecuencia de un tratamiento radiológico de la columna vertebral (la denominada escoliosis radiogénica).
  • Estática dañada: una escoliosis por estática tiene su origen en piernas de diferente longitud, es decir, en una pelvis descompensada.

Estas causas representan, aproximadamente, el 10% de los motivos subyacentes a una escoliosis. Otras formas de escoliosis son bastante infrecuentes.