Eritema infeccioso: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

En el eritema infeccioso (megaloeritema) los síntomas se manifiestan en dos periodos. En algunos casos, los síntomas no se manifiestan o solo levemente, por lo que la infección permanece oculta.

Fase de reproducción de los virus

La fase de la reproducción de los virus (periodo prodrómico) tras el contagio dura de 4 a 14 días (periodo de incubación). Esta fase de la enfermedad del eritema infeccioso transcurre la mayoría de las veces sin síntomas. En algunos casos, pueden aparecer fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular.

Periodo exantemático

Tras la fase de la reproducción vírica, aparece el periodo exantemático. Por lo general, los enfermos se sienten indispuestos y tienen fiebre ligera que solo dura de dos a tres días.

A continuación, aparece el característico exantema (erupción cutánea), síntoma típico del eritema infeccioso (quinta enfermedad), que se hace visible en primer lugar en la cara. Las mejillas y los pliegues nasogenianos pican y están enrojecidos, coloración que no se manifiesta en la barbilla, los labios ni las partes cartilaginosas de la nariz. La forma del exantema recuerda a una mariposa y puede confundirse en un primer momento con el sarampión.

Tras un breve espacio de tiempo aparecen las formas en encaje, o a modo de bofetada, típicas del eritema infeccioso. Un día después, el exantema se extiende desde la cara hacia la parte proximal de los brazos y piernas (zona de extensión) llegando hasta las nalgas. También el tronco puede verse afectado, por ejemplo, el pecho o el abdomen.

La erupción puede visualizarse durante 1 a 7 semanas, pudiendo variar continuamente tanto la intensidad como la extensión del mismo. Además del exantema, también aparecen con frecuencia dolores articulares.