Epilepsia: Prevención

Autor: Redacción Onmeda (9 de Febrero de 2017)

La epilepsia no se puede prevenir. En caso de epilepsia, el tratamiento medicamentoso puede prevenir otras crisis.

Cuando una persona con epilepsia tiene una crisis epiléptica aguda, actuando adecuadamente con medidas inmediatas se puede evitar que el paciente se lesione. Para ayudar a un epiléptico durante una crisis, las medidas adecuadas son las siguientes:

  • Intente mantener la calma. Una crisis epiléptica no dura mucho normalmente (independientemente de su tipo: tanto si son ausencias, crisis convulsivas o el clásico ataque espasmódico).
  • Si es posible, mire el reloj y calcule la duración de la crisis. Si el ataque dura más de 5-10 minutos, llame al médico. También es aconsejable la asistencia médica cuando la cara se pone morada, los espasmos solo ceden temporalmente o el estado de confusión dura más de 30 minutos.
  • Mantenga fuera de alcance todos los objetos con los que podría lesionarse el afectado.
  • No intente sujetar al paciente. Podría lesionarse cualquiera de los implicados.
  • Si es posible, afloje la ropa.
  • No intente colocar algo entre los dientes del paciente para evitar que se muerda la lengua o la mejilla. El riesgo de lesionarle o de que el paciente le muerda es demasiado alto.
  • Aparte a los observadores.
  • No intente insuflar aire al afectado, no es necesario.
  • Espere hasta que el afectado recupere la conciencia y pregúntele si necesita ayuda o si quiere que le acompañen a casa.