Epididimitis: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (15 de Abril de 2016)

En el caso de un tratamiento a tiempo y adecuado, la inflamación del epidídimo (epididimitis) muestra en general una evolución favorable que se cura completamente. Sin embargo, si la inflamación aguda del epidídimo es muy fuerte y no se trata debidamente, puede derivar en una enfermedad crónica. Además, puede en cualquier caso reaparecer.

En casos muy infrecuentes, la epididimitis afecta a ambos epidídimos. La oclusión en ambos conductos del epidídimo puede producir infertilidad (azoospermia obstructiva). El esperma que se sigue formando con normalidad en los testículos ya no puede introducirse por la vía natural en el conducto deferente, lo que termina causando en el hombre esterilidad. En este caso, para poder cumplir el deseo de tener hijos  se tendrá que recurrir a un tratamiento de inseminación artificial.

Complicaciones

La inflamación aguda del epidídimo (epididimitis) puede complicarse si  la infección pasa a la sangre (sepsis). También puede ocurrir una necrosis del tejido testicular si la sangre no llega a esta zona. En este caso sería necesario operar al paciente y en raras ocasiones proceder a la estirpación del testículo.