Enfermedad de Scheuermann

Autor: Redacción Onmeda (3 de Mayo de 2017)

© iStock

La enfermedad de Scheuermann (cifosis de Scheuermann) es una patología frecuente de la columna vertebral, que afecta principalmente a adolescentes varones. Se caracteriza por una curvatura en la espalda de nominada cifosis, y puede tener factores hereditarios como también ser consecuencia de posturas inadecuadas o sobrecargas de la columna vertebral.

La enfermedad de Scheuermann se caracteriza por una curvatura anormal en la columna dorsal (espalda redondeada): una columna vertebral sana posee una pequeña curvatura fisiológica de convexidad posterior —denominada cifosis (griego kyphos = “encorvado”)—. En la enfermedad de Scheuermann esta cifosis es en la mayoría de los casos más pronunciada de lo normal —debido a trastornos del crecimiento de los cuerpos vertebrales y la formación de vértebras cuneiformes—. También puede presentar (con menor frecuencia) una cifosis patológica en la región lumbar que deriva en una espalda plana. Dado que las consecuencias del trastorno en el desarrollo de la columna vertebral suelen manifestarse entre la pubertad y la edad adulta, la enfermedad también recibe el nombre de cifosis del adolescente o cifosis juvenil.

La enfermedad de Scheuermann se debe a múltiples causas, que pueden influir e intensificarse mutuamente. Se diferencia entre causas internas (endógenas), como por ejemplo factores hereditarios o alteraciones hormonales, y externas (exógenas), tales como una postura inadecuada o sobrecargas de la columna vertebral.

Por lo general los síntomas, sobre todo el dolor, no aparecen hasta que la enfermedad se halla en un estadio avanzado; los pacientes con espalda plana, sin embargo, pueden desarrollar molestias acusadas ya en la pubertad. La sospecha de esta patología surge principalmente debido a la formación de una espalda redondeada (hipercifosis) o la aparición en adolescentes de dolores de espalda espalda intensos en la zona lumbar sin causa reconocible. El diagnóstico se efectúa por medio de un reconocimiento médico y un estudio radiológico de la columna vertebral.

Aunque las fracturas de columna y las lesiones también pueden ocasionar una cifosis, la de los adolescentes o enfermedad de Scheuermann suele estar provocada por un trastorno en el crecimiento de la columna vertebral. En adultos, una cifosis puede darse por condiciones propias de la edad, como la osteoporosis, o enfermedades como la artritis.

El tratamiento efectivo en caso de enfermedad de Scheuermann engloba desde ejercicios de fisioterapia o la utilización de un corsé ortopédico, hasta cirugía, a la que se recurre solo ocasionalmente. El pronóstico de esta dolencia es bueno en general; los efectos tardíos en forma de dolores de espalda más frecuentes o incluso limitación de la función pulmonar solo aparecen en caso de hipercifosis muy pronunciada.

Última revisión: Dr. Palestino Abdeljabbar en marzo de 2012.