Publicidad

Publicidad

Embarazo ectópico o extrauterino

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Stockbyte

El embarazo ectópico es un embarazo tubárico o un embarazo abdominal extrauterino. En esta forma de embarazo, el óvulo fecundado anida fuera del útero.

El embarazo tubárico, en el que el óvulo anida en las trompas de Falopio, es la forma más común de embarazo extrauterino. También puede ocurrir en los ovarios, el cuello uterino y la cavidad abdominal. De todas ellas, el embarazo abdominal es el menos frecuente. En total, la posibilidad de un embarazo extrauterino frente a un embarazo normal es del 1 al 2%.

Las causas de un embarazo ectópico pueden ser muy diversas, sin embargo, muchas veces son posibles de determinar por un trastorno de transmisión del óvulo a las trompas de Falopio. Entre los factores de riesgo que pueden derivar en un embarazo ectópico están los siguientes:

¿Cómo se produce? ¿Qué consecuencias tiene?

En la fase inicial de un embarazo tubárico o abdominal, el embrión empieza desarrollándose normalmente, pero suele morir en los tres primeros meses. Este aborto natural (aborto espontáneo) sucede tan pronto que la mayoría de las mujeres no son conscientes de haber sufrido un embarazo tubárico o abdominal. Las primeras señales que podrían indicar la presencia de un embarazo extrauterino (las mismas que en uno normal) son las siguientes:

Los síntomas característicos de un embarazo tubárico o abdominal son dolores muy fuertes y frecuentes en un lado del bajo vientre y hemorragias. Existe una complicación que puede resultar muy peligrosa cuando se producen hemorragias en la cavidad abdominal por rotura de las trompas de Falopio, lo cual da lugar a dolores intensos y agudos en el bajo vientre que requieren una atención médica inmediata.

La sospecha de un embarazo ectópico puede aclararse con una prueba de embarazo positiva y una ecografía. Si el embarazo extrauterino no finaliza con un aborto natural, el tratamiento a seguir es la intervención para extirpar el embrión (suele hacerse por laparoscopia) o con ayuda de determinados medicamentos.